DIVORCIO - Divorce

Cuando éste es aceptado bíblicamente


Enseñanzas en audio y artículos

#2101 EL DIVORCIO QUE DESAPROBÉ


#2050  CASADA CON UN NO CREYENTE  - 1ª Parte

#2102LP ¿Es una madre piadosa sola, suficiente?  

#2063LP Sola, pero acompañada - PR. 31; SAL. 27.10


Enseñanzas disponibles en MP3

ABUSO - ADULTERIO 

DESFALLECIMIENTO Y DEPRESIÓN

MADRE CRIANZA HIJOS


Escoja la enseñanza deseada y pulse el botón ">" o "play".


Publicaciones Perlas Preciosas
www.LasPerseveradoras.org 



EL DEVASTADOR DIVORCIO
Por Maritza Edmiston

El matrimonio monógamo es el cimiento y sobrevivencia de nuestra sociedad. La primera institución del Creador Celestial previa a la mancillación del mundo por el pecado. Inspirada institución está divinamente coronada con su bendición al Él mismo establecerla como medio para proveernos compañerismo, intimidad e hijos, impidiendo la insolente inmoralidad sexual.

¡El MATRIMONIO es un pacto piadoso, perfecto, permanente y es trino: Marido, mujer y el Manso Majestuoso, el Señor!

Si contempla el DIVORCIO, le motivamos encarecidamente, primero, a orar que el Santo Soberano guíe sus pasos en su perfecta voluntad; segundo, que busque consejería bíblica matrimonial en una congregación de sana doctrina, porque Dios odia el DIVORCIO (Deut. 24:1-4). La voluntad del Altísimo y su diseño divino son que un HOMBRE esté casado con una sola MUJER hasta que la muerte los separe (Mat. 19:1-10). En el Nuevo Testamento, el inseparable lazo matrimonial se ilustra al Cristo regresar por su esposa, la iglesia, y en la forma cómo la amó hasta literalmente dar su vida por ella. Sin embargo, vivimos en un mundo caído donde el DIVORCIO es una REALIDAD, éste daña a todos a su derredor y acarrea consecuencias continuas.
 
La Biblia habla del divorcio en estos casos:

1) Por adulterio. (Mt 19.9; Mc 10.11–12; Lc 16.18)

Continúo ADULTERIO de un cónyuge que rehúsa arrepentirse y restaurar su hogar:

“Y Yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, SALVO POR CAUSA DE FORNICACIÓN, y se casa con otra, adultera…” (Mt.19:9).

Cuando en un matrimonio un cónyuge atrozmente se deja arrastrar por la carne y cae en ADULTERIO, es devastador; con todo, si el cónyuge que pecó se arrepiente y desea restaurar su hogar, el DIVORCIO no debe ser contemplado. Mas si él o ella escoge continuar en ADULTERIO, el cónyuge piadoso y fiel, que desea vivir en santidad glorificando al Santo Soberano, no puede bíblicamente aceptar ese estilo de vida adúltera en su hogar. Si abre las puertas al pecado tolerándolo, expone a sus hijos y se convierte en cómplice. El cónyuge fiel a sus votos nupciales debe utilizar el AMOR FIRME, que es mostrar el amor del Señor, sin tolerar el pecado.

Estudie la historia de Oseas y su esposa Gomer. Oseas perdona y acepta a Gomer, ella no siguió en prostitución, ella se apartó de su infidelidad. 

Bajo la ley (Antiguo Testamento) al adúltero se le daba muerte quedando el cónyuge fiel libre para contraer matrimonio; hoy bajo gracia, bíblicamente se permite el DIVORCIO por ADULTERIO cuando el cónyuge pecador romper repetitivamente su pacto marital no renunciando a su estilo de vida infiel (1 Cor. 7).
 
2) Por abandono, cuando el cónyuge incrédulo deja al creyente.

“A los demás yo digo, no el Señor, que si algún hermano tiene una mujer que no es creyente, y ella consiente en vivir con él, NO la abandone. Y si una mujer tiene marido que no es creyente, y él consiente en vivir con ella, NO lo abandone, porque el marido no creyente es santificado por la mujer; y la mujer no creyente, por el marido. De otra manera vuestros hijos serían impuros, mientras que ahora son santos. Pero si el NO CREYENTE SE SEPARA, SEPÁRESE, pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a vivir en paz nos llamó Dios. ¿Qué sabes tú, mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, marido, si quizá harás salva a tu mujer?” (1 Cor. 7:12-16).

Si un cónyuge incrédulo determina ABANDONAR el hogar y divorciarse, actualmente lo puede hacer con la mayor facilidad, es lo llamado "Divorcio sin culpa". El cónyuge abandonado, NO puede hacer que su pareja cumpla con sus votos matrimoniales a la fuerza.

¡EL CREYENTE NO DEBE ABANDONAR SU HOGAR!
PERO “SI EL NO CREYENTE SE SEPARA, SEPÁRESE”.

Le rogamos, si es el cónyuge abandonado, PERDONE, no permita que el rencor y la amargura carcoman su corazón. 

Si es la pareja que eligió el DIVORCIO, busque el perdón de Dios y determine que de ahora en adelante escudriñará y obedecerá la voluntad de Dios. 


PUBLICACIONES PERLAS PRECIOSAS
Por Maritza Edmiston
www.LasPerseveradoras.org 
CBCL


EN BUSCA DE LA PAZ



El divorcio y usted por Rusty Wright

Se acabó
Cuestiones bíblicas
Cómo encarar un divorcio
Cómo responder al divorcio de un amigo
Los divorciados y el ministerio
http://www.ministeriosprobe.org/docs/divorcio2.html


Volver a empezar: Enfrentando el futuro después de una significante pérdida por Rusty Wright

Desahogue la pérdida.
Una ayudita de sus amigos.
Vigila tus áreas vulnerables.
Procura una estancia de luz.
Atesora tus memorias.
Cambiar la página.
Procura que tus raíces espirituales estén profundamente arraigadas.
http://www.ministeriosprobe.org/docs/empezar.html



Nuestra página, www.LasPerseveradoras.org, puede ser usada como enlace.

Copyright - Todos los derechos reservados por LAS PERSEVERADORAS.
Las reproducciones de todo material escrito de LAS PERSEVERADORAS deben ser en su totalidad, sin alterar o editar el texto; el autor y www.LasPerseveradoras.org deben ser indicados.
Prohibida toda reproducción para la venta. Prohibida la producción o reproducción de los materiales de Las Perseveradoras en AUDIO o VIDEO.