NUESTRO TRABAJO ES NUESTRO TESTIMONIO


¿Puede el Todopoderoso prosperar sus posesiones? Sí, pero, ¿le prospera "sentadita cruzada de brazos"? ¡Cúan rápido se envía al próspero TRABAJADOR! Jacob salió de la casa de su padre con sólo un bastón. Se usa la expresión: "No tenía ni donde caer muerto". Mas cuando regresó a su tierra, traía DOS GRANDES campamentos. Sí, el Santo Soberano le PROSPERÓ, porque TRABAJÓ 20 AÑOS para un jefe embustero y atracador. Le TRABAJÓ, no en oficina con aire acondicionado, sino bajo el sofocante calor del día y en el frío de la noche, sin dormir (Gén. 31:40-42).

Jacob agradecido alabó: "No soy digno de todo el AMOR INAGOTABLE y de la FIDELIDAD que has mostrado a mí, tu siervo" (Gén. 32:10).


#2004LP Nuestro TRABAJO, nuestro TESTIMONIO - Rut 2.1-18


2 Tesalonicenses 3:10:

“…Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.”





¡¡¡Somos BENDECIDOS para ser de BENDICIÓN!!!


#2163LP Bendecir es un boomerang



#2128LP Dar un préstamo o dar un presente