Madre Maravillosa - Cómo criar a nuestros hijos en los caminos de Cristo


¡¡¡FORTALEZCA su FE!!! Escuchará las enseñanza al pulsar el título y luego "Or continue to website":


#2145LP La prioridad paternal

#2096LP El amor se arrodilla

#2095LP Críelos en disciplina y amonestación del señor - Efesios 6.4




LA FE VICTORIOSA DE UNA MADRE
#Crianza_hijos


Publicaciones Perlas Preciosas

www.LasPerseveradoras.org


MUJERES Y MADRES MARAVILLOSAS

Por Maritza Edmiston


¿Cómo ser una mujer maravillosa,
una mujer de estima extraordinaria,
una virtuosa victoriosa?
¿Cuál es el secreto sagrado?

Una virtuosa victoriosa de estima extraordinaria NO es una mujer de doble ánimo, llevada de un lado a otro por las olas de las caprichosas circunstancias, indecisa, inconstante, con un pie en el mundo y otro en los preceptos perfectos.

Por ello, Proverbios 31.10 la elogia: “Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.”

Su ESTIMA EXTRAORDINARIA, su virtuoso valor, supera al de las piedras preciosas.  Ella es una perla de gran precio.

¿CUÁL ES SU SECRETO SAGRADO? 


Proverbios 31.30 lo revela:  “Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que TEME A JEHOVÁ, ésa será alabada.”

El temor al Todopoderoso es reverencia expresada en sumisión santa a su voluntad. Ése es el sagrado secreto, su temor y sumisión santificadora para con el Altísimo.  Soltera, casada o viuda; ella le adora, glorifica, obedece y sirve. 
             
Su vida virtuosa y victoriosa se define como oración y obediencia a los preceptos perfectos: 

“No tendrás dioses ajenos delante de Mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.  No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque YO SOY JEHOVÁ tu Dios, fuerte, celoso...” (Éx. 20.3-5).

La confianza de una mujer virtuosa victoriosa depositada está en el Crucificado Celestial.  “Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir” (Prov. 31.25).

La dama temerosa al Santo Soberano no teme al futuro; sabe que Él está en control y la viste de fuerzas, honor, carácter y dignidad.

Su vestido virtuoso, su manto sin mancha, es la PERSONA PERFECTA DEL SEÑOR JESUCRISTO quien mora en su corazón.  Él la viste de perpetua y piadosa paz interna.
Su vida victoriosa es una remuneradora relación de satisfactoria sumisión al Redentor Real, quien lleva acabo su obra a través de ella.

Su sumisión santa hace posible que sea una virtuosa victoriosa de estima extraordinaria, de conducta casta, una obrera obediente según el corazón de Dios.


PUBLICACIONES PERLAS PRECIOSAS
Por Maritza Edmiston - CRCE
Perla63 y Perla64_MujerVirtuosa

No reproducir en audio o video

www.LasPerseveradoras.org